Carlos I de 1517 a 1522

Hoy inicio un hilo dedicado a Carlos I que me llevará varias entradas. Las razones por las que he elegido este tema las explico a continuación. Una advertencia previa, la bibliografía utilizada se publicará en la última entrada del hilo.

LA ESPAÑA DE CARLOS I DE 1519-1522

Este año 2019 es el aniversario de diversos acontecimientos de los que ya se ha dado larga cuenta en diarios y libros. Destacaremos por su importancia la vuelta al mundo de Elcano y la conquista de México. Ambos coinciden en el tiempo y de ese tiempo vamos a hablar.

Mucho se ha comentado en los últimos meses de Magallanes y Elcano, de la primera y españolísima vuelta al Mundo en barco. Sobre su españolidad poco queda por decir después del Dictamen de la Academia Española de la Historia solicitado por el diario ABC y publicado en ese mismo periódico el 10 de marzo de 2019.

Sin embargo, cabe plantearse cómo estaba estructurada la España de aquellos años; cuales eran los acontecimientos históricos que la rodearon en el momento en el que Magallanes renuncia a su nacionalidad portuguesa (la renuncia a la nacionalidad era frecuente entonces y no tenía mucho que ver con el sistema actual) para pedir ayuda al Rey de España, Carlos I, con la finalidad de sufragar la expedición que estaba soñando realizar.

Magallanes llegó a España en 1517, la expedición se inició en 1519 y se completó con la llegada de Elcano y 17 valientes más a Sanlúcar de Barrameda en septiembre de 1522.

Por lo tanto, nos vamos a referir en estas notas a un periodo sucinto de 6 años, el que va de 1517 a 1522. Aunque, para encuadrarlo adecuadamente, haremos alguna referencia a años anteriores o posteriores, entre otras razones porque una parte importante de la historiografía (Jover, Maravall…) divide el reinado de Carlos I en tres grandes fases: la primera, de 1516 a 1529; la segunda, desde 1529 a 1544 y la última de 1544 a 1556. Lo que significa que es muy difícil desligar, de esa primera fase del reinado de Carlos, los seis años propuestos .

Trataremos diversos asuntos en función de la importancia que tuvieron para el futuro del Emperador y de la monarquía hispana, pero siempre en atención principal a ese periodo de tiempo predeterminado:

  • El Imperio
  • Política interna.
  • Problemas con los Comuneros y las Germanías
  • Política exterior: Europa
  • La conquista de América
  • Especial atención a la Conquista de México
  • Conclusión final
  • EL IMPERIO

Si nos moviéramos en el tiempo y apareciéramos en enero de 1517 en España, nos encontraríamos con los inicios del reinado de Carlos I. Veríamos que se estaba produciendo la continuidad de algunos elementos propios de la España de los Reyes Católicos y la eclosión de un gran imperio. Muchos de los aspectos acontecidos en el periodo de estudio que nos hemos propuesto serán indiciarios de la acción posterior de gobierno de Carlos I y del futuro de España.

En un resumen rápido podríamos decir que la monarquía hispánica siguió la estela legada por los Reyes Católicos. Sin embargo, la nación que surgió con ellos se subsumió en el concepto de Imperio en el que fue la dinastía la que aportó unidad y prestigio no sólo en España sino en todo el abanico internacional que confluía en el Imperio español, primero en Europa, luego en América y posteriormente en varias zonas del mundo, hasta no ponerse el sol.

En 1517, el Imperio español apuntaba hacia su grandeza posterior, pero aún le faltaba mucho para llegar a ser todo lo extenso que fue. Así, parte de los territorios europeos se incorporaron tras los enfrentamientos y victorias de la Corona española contra Francia, los protestantes o el Imperio Otomano.

El primer hito en la conquista de América, después de los viajes de Colon, fue la toma del imperio Azteca gracias a las expediciones de Hernán Cortés entre 1519 y 1521. El conquistador fue el primer Capitán General de Nueva España en 1522. Una década más tarde, el territorio Inca pasa a ser español y, en la segunda mitad del reinado de Carlos, los territorios más al sur del continente americano se incorporan a la corona.

Si nos centráramos en la idea de Imperio nos veríamos obligados a estudiar su conformación de manera conjunta con la dinastía y muy especialmente, en los tres primeros monarcas: Carlos I, Felipe II y Felipe III. Así lo plantean diversos autores. Sin embargo, nosotros continuaremos en la forma señalada.

En este mismo ámbito de conformación territorial del Imperio español, la herencia materna y paterna no le llegó a Carlos a la vez. Carlos era heredero de Castilla desde 1506 a la muerte de la Reina Católica. Tras el testamento de Fernando el Católico, en 1516, Carlos de Gante será el Gobernador de Castilla y Aragón, pero no Rey, porque la titular de la corona, de uno y otro reino, era la Reina Juana. Sin embargo, en marzo de 1516, Carlos fue proclamado Rey de Castilla y Aragón en la Iglesia de Santa Gúdula de Bruselas. Este acto no fue bien entendido en la península; en algunas zonas y en algunos estamentos se tomó como una usurpación, como veremos más adelante.

En 1516, Carlos recibió el territorio español, algunas plazas en el norte de África, la parte correspondiente de América y algunos territorios europeos de su abuelo materno – el Rey Fernando- y, en 1519, a la muerte de sus abuelos paternos-María de Borgoña y Maximiliano I de Habsburgo-, asume los territorios borgoñeses, salvo las zonas austriacas que reservó a su hermano Fernando.

En resumen, se puede decir que Carlos fue Rey de España de 1516 a 1556 y Emperador de Alemania de 1519 a 1556[1]. No hay que olvidar que su abuelo Maximiliano ostentaba la dignidad imperial, que fue el título más al gusto de Carlos.

Como consecuencia de esta dualidad, Carlos I estuvo mucho más tiempo dirigiendo el Imperio desde fuera de España, ocupado por los asuntos imperiales y las múltiples guerras en las que se embarcó, que en España. Su mayor objetivo era conservar y ampliar lo heredado.

Carlos llega a España, por primera vez (desembarcando en Tazones – Asturias-), en 1517 y su primera ausencia se produce en 1520 y dura hasta 1522. Por tanto, el periodo que nos proponemos estudiar está marcado por el alejamiento del monarca del territorio español, ocupado en crear un imperio.

[1]Aunque en 1556 renuncia prácticamente a todo, no lo hace al condado de Charolais (Franco Condado) ya que de haberlo hecho hubiera devuelto ese territorio al rey de Francia en aplicación de lo establecido en el tratado de cambrai o de las damas (1529). Ya fallecido Carlos, su hijo Felipe fue reconocido Señor del territorio en la paz de Cateau-Cambrésis (1559). En virtud de la misma España recupera las distintas plazas ocupadas por Francia en Flandes y retiene el Franco Condado

3 comentarios sobre “Carlos I de 1517 a 1522

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s