LAS PINTURAS MÁS ANTIGUAS DE LA HISTORIA

Por su interés, reproduzco a continuación la noticia de uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de los últimos tiempos se trata de Las pinturas más antiguas de la Historia, halladas en varias cuevas de Indonesia. Datan de hace 43.900 años.

Lo que más me llama la atención es que los periodistas y posiblemente por indicación de los propios arqueólogos es que esas pinturas hacen replantearse el origen del arte y de la espiritualidad del ser humano.

En mi opinión la espiritualidad del ser humano va consustancial a su condición humana. Nace con el hombre. Sea como fuere, en estas fechas en las que celebramos el nacimiento del niño Dios, es muy adecuado meditar sobre las manifestaciones humanas de su propia espiritualidad.

Traigo la noticia de el diario El Mundo, porque me pareció muy completa, pero en todos los diarios se recogió la noticia de este descubrimiento.

Aprovecho la ocasión para desear a los lectores una muy feliz Navidad.

 

“Las pinturas más antiguas de la Historia, halladas en varias cuevas de Indonesia: 43.900 años

Un conjunto de pinturas rupestres hallado en varias cuevas de la isla de Célebes obliga a replantearse las teorías sobre el origen del Arte y la espiritualidad en el ser humano.

Dibujada sobre las paredes de una remota cueva en Indonesia, oculta en medio de bosques tropicales, una serie de pinturas rupestres está permitiendo a los científicos redefinir la prehistoria del Arte. El último hallazgo es un conjunto de escenas que representan imágenes de una cacería con figuras humanas y animales, pintado hace al menos 43.900 años en una gruta de la isla de Célebes. El descubrimiento se describe en un artículo publicado este miércoles en Nature y significa la primera representación de una escena de caza que se conoce, así como el ejemplo de arte figurativo y la pintura más antiguos creados por el Homo Sapiens.

En una de las salas de la cueva Leang Bulu’ Sipong los arqueólogos de la universidad australiana de Griffith han localizado una elaborada escena con al menos ocho pequeñas figuras con forma humana, equipadas con lanzas o cuerdas, que aparecen junto a dos jabalíes y cuatro búfalos. Todas fueron pintadas al mismo tiempo, en el mismo estilo artístico, con la misma técnica y el mismo pigmento ocre. De acuerdo con los investigadores, la yuxtaposición de animales y figuras humanas recreados demuestra una intención narrativa compleja por parte de su autor.

Las figuras humanas son particularmente llamativas, con formas simplificadas y altamente estilizadas y, en algunos casos, características animales como hocicos. Los arqueólogos sugieren que se trata de personajes teriántropos (con la capacidad de cambiar de forma humana a animal), lo que indica que el arte creado por los primeros pobladores de la isla demuestra una concepción y una representación complejos sobre la conexión entre ser humano y naturaleza. “La utilización de seres teriántropos sugiere un pensamiento religioso de algún tipo”, afirma Maxime Aubert, profesor de la universidad australiana y uno de los autores principales del artículo de Nature, “pero la intención exacta que tenían los artistas que crearon estas imágenes, qué es exactamente lo que intentaban retratar, creo nunca podremos saberlo”.

En cualquier caso, los investigadores recalcan que esa representación figurativa de los cazadores es la prueba más antigua de la habilidad para imaginar la existencia de seres sobrenaturales, piedra angular de la concepción espiritual y religiosa. “Lo más fascinante en esta investigación es que el arte rupestre más antiguo de la humanidad ya tiene todos los componentes clave relacionados con la cognición moderna: arte figurativo, narración de historias, pensamiento religioso, etc”, dice Aubert. “Así que debe tener un origen mucho más antiguo, posiblemente en África o poco después de que dejáramos África”.

EL ORIGEN DEL ARTE

Aubert y su equipo descubrieron en 2014 la silueta de una mano creada hace más 40.000 años mediante la técnica de estarcido, pintada sobre la piedra caliza de una gruta en la misma isla. El año pasado desvelaron el dibujo de un vaca salvaje del mismo periodo en la vecina isla de Borneo, dos hallazgos que han situado al archipiélago indonesio como uno de los puntos clave para entender los inicios del Arte y el pensamiento humano moderno. “Hay por lo menos 242 sitios de arte rupestre conocidos en un área de 450 km2 en Célebes y, probablemente, cientos más esperando a ser descubiertos sólo en esta región”, señala el investigador, “el resto nunca ha sido explorada, así que quién sabe qué más hay ahí fuera”.

Se cree que los primeros sapiens llegaron a la isla como parte de una gran migración que partió desde el este de África hace unos 60.000-70.000 años, probablemente a través del Mar Rojo y la Península Arábiga hacia la India. En aquel tiempo Borneo aún formaba parte del continente, aunque para llegar a Célebes -que siempre ha sido una isla- habrían necesitado barcos o balsas para cruzar casi 100 km de mar. Pese a que todavía no se han encontrado restos humanos de este período en el archipiélago, se cree que los primeros colonos están estrechamente relacionados con los primeros habitantes en llegar a Australia, hace 50.000 años. Las investigaciones sugieren que esos pioneros probablemente tendrían un aspecto similar al de los aborígenes y papúes de hoy en día.

PENSAMIENTO COMPLEJO

Algunos científicos creen que el rasgo que ha distinguido a los sapiens del resto de especies es nuestra capacidad para pensar y planificar para el futuro y para recordar y aprender del pasado. Algunos expertos se refieren a esta característica única como “conciencia de orden superior” y supuso una enorme ventaja evolutiva que permitió a nuestros antecesores cooperar, sobrevivir en entornos hostiles y colonizar nuevas tierras. Y también abrió la puerta a reinos imaginarios, mundos espirituales y una gran variedad de conexiones intelectuales y emocionales.

Durante mucho tiempo se consideró que esa evolución tuvo su origen en Europa, donde se habían hallado la mayoría de ejemplos artísticos de este periodo: las pinturas de la cueva de Chauvet, en Francia (entre 35.300 y 38.800 años), las figuras de marfil halladas en cuevas de la región alemana de Suabia o algunas de las representaciones en el techo de los polícromos de Altamira, entre otros. “Pero lo cierto es que todos los componentes principales de una cultura artística altamente avanzada estaban también presentes en Célebes hace 44.000 años, incluyendo arte figurativo, escenas y teriántropos”, apunta Aubert.”

https://www.elmundo.es/cultura/2019/12/11/5df11d0e21efa0ce118b4590.html

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s